Facebook Tele Elx Twitter Tele Elx Youtube Tele Elx RSS Tele Elx
TeleElx
Sábado, 31 de octubre de 2020
Actualizado a las 10:05
Despejado


|

YACIMIENTO ARQUEOLÓGICO

Retoman las excavaciones del yacimiento del Caramoro

El MAHE y la Instituto de Arqueología de la Universidad de Alicante han desarrollado un proyecto para excavar el poblado fortificado del Caramoro. El yacimiento tiene cuatro mil años y se encuentra en la partida de Altabix

Comparte:
30/07/2015 - @AlbaMollag

Vuelven las excavaciones del yacimiento ilicitano del Caramoro. El Museo Arqueológico y de Historia de Elche (MAHE) y el Instituto de Arqueología de la Universidad de Alicante se han unido para investigar nuevos hallazgos. Se trata del primer proyecto de este tipo que se realiza en Elche desde que se inauguró el MAHE en 2006.

Los restos de Caramoro indican que se trata de un poblado de la edad del Bronce que existió entre el año 2000 y 1.500 a.C. Se trata de un área fortificada por un tramo de muralla de tres metros de altura que aún se conserva en la partida rural de Altabix.

Durante este mes se ha llevado a cabo la excavación y se han descubierto habitaciones de gran tamaño dedicadas a la vida cotidiana que cuentan con un gran valor arqueológico, pero, sobre todo, uno de los descubrimientos más importantes es un pequeño taller de fabricación de accesorios de marfil, procedentes de elefantes africanos, que se dedicaba a exportar los elementos resto de poblados.

Otros de los hallazgos han sido collares fabricados con huesos y conchas, así como semillas de trigo, cebada y habas carbonizadas. Estos objetos se expondrán en el MAHE el próximo año, junto a otros descubrimientos anteriores como el de el cráneo de un bebé que presenta un golpe de un arma metálica. La exposición también contará con elementos gráficos como un una representación en vídeo de cómo fue el entierro del bebé o una vista aérea del poblado.

El proyecto lo han llevado a cabo el secretario del Instituto Arqueológico de la UA, Javier Jover, junto con Ana Álvarez y Sergio Martínez, ayudados por un equipo de alumnos de la universidad de Alicante, un grupo de licenciados en arqueología y el patrocinio del Ayuntamiento de Elche.

Jover ha señalado que el objetivo de la intervención es recuperar uno de los yacimientos esenciales y desarrollar una importante labor de transferencia de esta joya cultural a la sociedad, ya que Caramoro ya fue excavado en los años 80 por Rafael Ramos, antiguo director del Museo Arqueológico de Elche, y por Alfredo González, y quedaba pendiente la labor de mejorar la información del yacimiento para conseguir que sea visitable por todos los ilicitanos.